Nuevo plan para la descontaminación de Santiago de Chile podría entrar en vigencia en el 2017

Chile se ha ganado el título de ser el país más contaminante de América Latina, siendo este el único país de dicha región que figura entre los 40 países más contaminados de todo el mundo, hecho que es de darle la debida importancia, teniendo que Chile es un país de un tamaño no muy grande.

La potencia de Latinoamérica desde hace un largo tiempo ha sido Brasil, sin embargo, Chile supera en contaminación incluso al gigante de la región; por eso las autoridades sanitarias están muy preocupadas por las consecuencias que esto comienza a general en la comunidad chilena, y es que desde la década de los 90s la producción de gases invernaderos del país ha aumentado en un alarmante 150%, lo que ha causado un gran aumento en las enfermedades respiratorias de la población Chilena.

La preocupación por esto ha llegado un poco tarde y es que fue tan solo este año que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se comprometió a disminuir los gases invernaderos emitidos en un 30% para el 2030, medida muy criticada por considerarse muy poco en relación con el tiempo.

Pero gracias a la reciente importancia y preocupación en esto, para este 2017 se ha presentado un plan de descontaminación. Una iniciativa con muchas medidas para disminuir el material contaminante fino en la capital del país. Sólo falta el primer paso y es que la contraloría termine de aprobar estas nuevas iniciativas para comenzarse a aplicar para el año venidero. Entre estas medidas destaca una prohibición en los automóviles catalíticos por ciertos meses del año.

Para que quede más claro, todos los autos que daten del 2012 en adelante podrán circular tranquilamente por la capital Chilena sin restricción alguna, mientras que aquellos más antiguos tendrán algunas restricciones que podrían entrar en vigencia para finales de este año o comienzos del siguiente. Esto se hace tomando en cuenta que del total de contaminación de la capital chilena, el 41% de esta es producida nada más por los casi 1.8 millones de vehículos que circulan diariamente por Santiago.

Las fechas de estas restricciones hasta ahora las estipuladas serán desde el 1 de mayo hasta el 31 de agosto de cada año, medida que promete ser muy polémica y quizás molesta para muchas personas.

Entre otras de las medidas destaca la prohibición de la quema de leña en la ciudad, ya que lo que se busca reducir es el material particulado 2.5, uno de los mayores causantes de enfermedades respiratorias. También está que toda compañía estará obligada a generar menos de 30 puntos de contaminación o tendrán que paralizar sus actividades.